sábado, 13 de febrero de 2016

Quien siembra odio...

Quien siembra odio
recoge digestiones pesadas
Por eso es tan necesario
y liberador
al menos, pemitir vomitarlo

El problema es que vivimos
tiempos convulsos
en los que lo antiguo aspira
a perpetuarse mediante
la violencia

como la que se ejerce
a través de la censura

Pero nada entendieron de la historia:
que a cada palabra que se encarcela
siempre le siguen otras mil
a las que no es posible deterner

Porque son las palabras
y no el discurso
Las que construyen el futuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada